Irte un tiempo de tu país, de tu gente y tus raíces para empezar una nueva aventura te trae muchísimo aprendizaje y empiezas a ver las cosas de diferente forma. Ya sea que te vayas de intercambio, de Au Pair, a hacer voluntariados o a vivir permanentemente, aprendes cosas que te ayudarán a crecer como persona.

Aquí están algunas cosas que he aprendido durante mi experiencia siendo Au Pair:

  1. Valorar a tu país: Sea bueno o malo le das un valor a tu país, a su gente, a las costumbres y a como vivías tu vida ahí. Verás los contrastes culturales, raciales, sociales y culinarios. Notarás la diferencia en cuanto a calidad de vida. Entenderás por que la gente es como es en tu país y también descubrirás como piensan de tu país otras personas. Y lo mas importante… extrañarás la comida. taco-recipe
  2. Ser solitaria: Aun que vivas con una familia o hagas amigos, el irte es despegarte de tu gente y aunque no quieras te verás enfrentada a estar sola. Esto es algo que a mi me ha costado muchísimo, porque yo antes asociaba soledad con tristeza, pero así no son las cosas. Ser solitaria es hacerte amiga de ti misma, llevarte bien contigo y que te guste pasar tiempo sola. Esto es una gran enseñanza por que a fin de cuentas nacemos solos y morimos solos, el resto es solo relativo y pasajero. Aprendí a ser amiga de la única persona que estará siempre ahí en el cuarto vacío cuando muchos se hayan ido, Yo misma.
  3. Conocerte a ti misma: Con el punto anterior de aprender a ser solitaria, empezarás conociendo te más y aprendiendo cosas de ti que no sabías. Aprendes que tan fuerte eres y cuales son tus debilidades. Descubres nuevos hobbies o pasiones. Quien sabe, quizás te das cuenta que te gusta el yoga y es algo que nunca habías intentado o descubres que eres buena pintando o haciendo actividades que nunca hubieras hecho en tu país y tu rutina. unknown
  4. Descubres el valor de la amistad: El irse lejos desgraciada o afortunadamente significa que chance perderás contacto con gente que no creías que se iría, o te  alejarás de gente que era cercana. Pero también te topas con gente que nunca se va o aparece de la nada y te acompaña durante tus aventuras y se convierten en personas incondicionales (esa gente mantenla cerca siempre).
  5. Descubres el significado “OHANA” : Si, ya se, significa familia y la familia nunca te abandona. Pero estar lejos le dio sentido a esa frase de Lilo y Stitch como nunca antes lo había hecho. Tu familia no te va a abandonar, te estará echando porras siempre para todo lo que hagas, te escuchará y te dará los mejores consejos (te lo prometo). Estar lejos le ha dado valor al tiempo que pasaba antes con mi familia y quizás no lo aprovechaba tanto, además de que me ha acercado mucho más a ellos.b120755993cec89453de5dde947d8efd
  6. Ser responsable: Aprendes a ser responsable o perder la cabeza en el intento de sobrevivir viviendo y viajando sola. Aprendes a ser responsable después de errores y haber perdido trenes y dinero. En el caso de ser niñera, la responsabilidad es aún más porque otras personitas se vuelven tu responsabilidad ahora.
  7. Un nuevo idioma: Ya sea que practiques un idioma que ya sabías o aprendas uno nuevo desde cero. Vivir lejos te ayudará a aprender y practicar en el día a día el idioma. En mi caso aprendí que aprender alemán es más difícil de lo que pensé y que mejor me hubiera ido a República del Congo a aprender Swahili.

Comments

comments